Todo sobre el Sensor de Oxigeno

 

 

 

 

Como propietario de un coche, lo último que quieres ver es la luz naranja brillante » Check Engine » encendida. Este indicador es casi siempre el resultado de un disparo del sensor de oxígeno, también conocido como  sensor O2.

Esta señal de advertencia podría ser el mensaje de la computadora de tu auto indicándote  de un  posible mal funcionamiento del sistema de emisión. Cuando veas el indicador  de «Check  Engine» podría significar que tu sensor de O2, sencillamente se ha estropeado.

Por supuesto, te puede indicar que tu vehículo no está funcionando correctamente, lo que resulta en una cantidad excesiva de emisiones. En cualquier caso, debes llevarlo para una revisión y puesta a punto. Esta es la mejor forma de asegurarte de que el sensor de O2 funciona correctamente. 

Sensor de Oxígeno funciones e importancia para tu coche

El sensor de oxígeno, también conocido como sonda lambda, fue desarrollado a finales de los años 60. Este dispositivo electrónico es utilizado para medir la cantidad proporcional de oxígeno en un líquido o gas. La sonda se fabricó utilizando circonio y platino con revestimiento cerámico.

Para que el sensor de O2 se pueda instalar en los actuales coches, se desarrollaron versiones  más compactas. En la actualidad se ensamblan con capas de cintas verdes de cerámica cocidas a altas temperaturas (HTCC), esta tecnología es más eficiente que la de los sensores originales.

Sensor de Oxígeno  ¿cómo funciona?

El sensor de O2 envía datos a la ECU (Unidad de control electrónico)  o el ordenador  de tu automóvil,  y esta está ubicada dentro del motor.  Este sensor  al activarse asegura que el motor funcione al máximo de su rendimiento.

Cuando se enciende el indicador: «Check Engine»  en el tablero  te está indicando la presencia de una emisión excesiva. Como resultado, es posible que uno o más sensores de oxígeno estén defectuosos o, registren mal funcionamiento.

¿Cuántos sensores de oxígeno hay en tu coche?

Posterior a los años 80 todos los vehículos vienen equipados con al menos un  sensor de O2 por lo general ubicado delante del convertidor catalítico, así como uno adicional en los colectores de escape del coche.

El total de sensores de oxígeno  depende del año, la marca, el modelo y tipo de  motor. Sin embargo, la mayoría de los coches  tienen hasta cuatro sensores de oxígeno.

El tipo de motor  determina el número de sensores de oxigeno instalados a bordo. Los motores V6 y V8 disponen de tres sensores. Mientras los motores transversales vienen con cuatro  al igual que los coches de 4 y 6 cilindros.

Walker Products

Si tienes que reemplazar el sensor de oxígeno, no olvides usar productos Walker ya que sus refacciones cuentan con certificación internacional.

www.walkerproducts.com

#QUEDATEENCASA  #YOMEQUEDOENCASA

Esta señal de advertencia podría ser el mensaje de la computadora de tu auto indicándote  de un  posible mal funcionamiento del sistema de emisión. Cuando veas el indicador  de «Check  Engine» podría significar que tu sensor de O2, sencillamente se ha estropeado.

 

Por supuesto, te puede indicar que tu vehículo no está funcionando correctamente, lo que resulta en una cantidad excesiva de emisiones. En cualquier caso, debes llevarlo para una revisión y puesta a punto. Esta es la mejor forma de asegurarte de que el sensor de O2 funciona correctamente. 

 

Sensor de Oxígeno funciones e importancia para tu coche

 

 El sensor de oxígeno, también conocido como sonda lambda, fue desarrollado a finales de los años 60. Este dispositivo electrónico es utilizado para medir la cantidad proporcional de oxígeno en un líquido o gas. La sonda se fabricó utilizando circonio y platino con revestimiento cerámico.

 

Para que el sensor de O2 se pueda instalar en los actuales coches, se desarrollaron versiones  más compactas. En la actualidad se ensamblan con capas de cintas verdes de cerámica cocidas a altas temperaturas (HTCC), esta tecnología es más eficiente que la de los sensores originales.

 

Sensor de Oxígeno  ¿cómo funciona?

 

El sensor de O2 envía datos a la ECU (Unidad de control electrónico)  o el ordenador  de tu automóvil,  y esta está ubicada dentro del motor.  Este sensor  al activarse asegura que el motor funcione al máximo de su rendimiento.

 

Cuando se enciende el indicador: «Check Engine»  en el tablero  te está indicando la presencia de una emisión excesiva. Como resultado, es posible que uno o más sensores de oxígeno estén defectuosos o, registren mal funcionamiento.

 

¿Cuántos sensores de oxígeno hay en tu coche?

 

Posterior a los años 80 todos los vehículos vienen equipados con al menos un  sensor de O2 por lo general ubicado delante del convertidor catalítico, así como uno adicional en los colectores de escape del coche.

 

 El total de sensores de oxígeno  depende del año, la marca, el modelo y tipo de  motor. Sin embargo, la mayoría de los coches  tienen hasta cuatro sensores de oxígeno.

 

El tipo de motor  determina el número de sensores de oxigeno instalados a bordo. Los motores V6 y V8 disponen de tres sensores. Mientras los motores transversales vienen con cuatro  al igual que los coches de 4 y 6 cilindros.

 

Walker Products

 

Si tienes que reemplazar el sensor de oxígeno, no olvides usar productos Walker ya que sus refacciones cuentan con certificación internacional.

 

www.walkerproducts.com

#QUEDATEENCASA  #YOMEQUEDOENCASA

Consulta tu revista Mayo 2020
¡Recibe nuestro
NEWSLETTER
con ofertas, invitaciones y noticias!

¡Recibe nuestro

NEWSLETTER

con ofertas, invitaciones y noticias!

¡Estás suscrito!