La producción de autos podría estar llegando a un techo crítico: Bosch

La producción de automóviles podría estar llegando a un techo crítico, el cual la haría comenzar una transición que podría afectar de manera significativa al gremio, así lo expuso el director ejecutivo del proveedor Bosch, Volkmar Denner, que teme que la transición al coche eléctrico suponga un reajuste traumático para las estructuras ya existentes y que no se puedan recuperar las cifras del pasado.

Los beneficios de Bosch se han reducido un 44% en el último ejercicio, pasando de 5.400 millones de euros en 2018 a 3.000 millones en 2019. Este retroceso va en línea con la tendencia de la industria, que espera una caída de la producción mundial del 2,6%. Si se confirma, será el tercer año consecutivo de decrecimiento. 10 millones de coches menos que en 2017.

 

Denner cree que esta tendencia no cambiará a corto plazo y reconoce que no espera brotes verdes hasta 2025 como mínimo. Pero tampoco descarta el peor escenario: que la situación sea irreversible. «Bien podría ser que hayamos superado el pico de producción automovilística», admite.

 

El director ejecutivo cree que la tendencia a la electrificación creará oportunidades a largo plazo, no sin antes pasar por una transición que puede ser dolorosa: se necesitan diez personas para fabricar un sistema de inyección Diesel, tres para uno de gasolina y uno para un motor eléctrico, ha dicho.

 

 

Consulta tu revista Mayo 2020
¡Recibe nuestro
NEWSLETTER
con ofertas, invitaciones y noticias!

¡Recibe nuestro

NEWSLETTER

con ofertas, invitaciones y noticias!

¡Estás suscrito!