Digitalizar el servicio de tu taller mecánico podría ser una gran alternativa en esta “nueva normalidad”

 

 

 

 

 

La crisis del coronavirus ha supuesto un impulso en el avance de los procesos de digitalización de los talleres de reparación, que tratan de adaptarse a las nuevas exigencias y necesidades del mercado.

Ya no se trata de innovar, esto es el presente. Con la crisis del coronavirus se ha avanzando en los procesos de digitalización de taller.

Es fundamental hacer hincapié en la necesidad de mantener actualizada la página web, pues se trata de uno de los principales escaparates de cara a los clientes. La web debe estar actualizada y permitir a los usuarios realizar la reserva de una cita online, trabajar en presupuestos y la aceptación de los mismos, incluso aspectos relacionados con las pasarelas de pago para las facturas. Cualquier cosa online se va a utilizar mucho más de ahora en adelante.

El taller de reparación en la nueva era postcoronavirus requiere de personal formado, de mecanismos para agilizar los procesos y comunicarse con los clientes, de forma que proyecte una sensación de control del negocio; una buena planificación que permita conocer la realidad diaria; y finalmente, de apostar por nuevos servicios como nuevas oportunidades de negocio.

Tras una fuerte caída de la actividad y de los ingresos durante la crisis del coronavirus, los talleres han vuelto a reiniciar de forma progresiva su ritmo de trabajo, pero la recuperación completa será gradual y requiere de nuevas estrategias que se enfoquen en aumentar la productividad y la confianza de los clientes.

En lo que respecta a la formación de los trabajadores, esto ayudará a ver al usuario que la persona que le atiende está capacitada y se desenvuelve con los procesos informáticos. A su vez, el aprendizaje en los nuevos procesos resultará esencial para reforzar al equipo y que la empresa gane eficiencia. Se trata de priorizar en aquello que hará que el taller sea más productivo.

Agilizar los procesos también es otra de las claves para adaptarse a la nueva realidad y recuperar el ritmo en el trabajo. La experta apunta a la necesidad de estandarizar criterios, y en el caso de los talleres oficiales, compartir datos con otras concesiones del mismo grupo, por ejemplo, que permitan obtener visiones más globales de la situación.

El uso de las tecnologías aplicadas a los procesos del taller será clave para la recuperación del sector, de cara a reforzar servicios que ya existen pero que deben actualizarse en función de las necesidades de la nueva realidad.

#QUEDATEENCASA  #YOMEQUEDOENCASA

 

Consulta tu revista Mayo 2020
¡Recibe nuestro
NEWSLETTER
con ofertas, invitaciones y noticias!

¡Recibe nuestro

NEWSLETTER

con ofertas, invitaciones y noticias!

¡Estás suscrito!