2019: un año lleno de retos y transición para la industria nacional

Para muchos el 2019 será el año puente que marque la transición hacia la autonomía vehicular, la mayoría de las grandes empresas de tecnología han anunciado que después del año 2020, se comenzarán a ver avances significativos en la materia, por lo que las diferentes empresas relacionadas con el sector tendrán que empezar a prepararse para este cambio.

Si bien en nuestro país este cambio tardará en llegar, las transiciones tan radicales conllevan cambios estructurales y de logística algo complicadas por lo que irse preparando paulatinamente podría sobrellevar de manera más practica dicha transición. Es de suma importancia tener en cuenta la ley de la oferta y la demanda y tomar muy en cuenta que la evolución en los mercados es vital para continuar vigentes en todo momento.

Ahora bien, después de esta pequeña introducción podemos entrar de lleno en lo que nos compete en este artículo, que son los retos que tendrá que afrontar la industria automotriz de ahora en adelante.

  • Preparación y actualización de la mano de obra

Es bien sabido que nuestro país cuenta con una mano de obra altamente capacitada es por eso que las armadoras que operan en nuestro país ensamblan modelos en nuestro territorio, pero ahora con la incursión de vehículos eléctricos y modelos tecnológicamente más complejos, es necesario que las grandes empresas comiencen a capacitar a su personal para poder afrontar estos cambios.

Un ejemplo de esto Es Faurecia, la firma francesa dedicada a la fabricación de componentes automotrices ha empezado a reclutar a técnicos en diferentes universidades de nuestro país, para capacitarlos hacia esta nueva transición.

De igual forma, armadoras como Audi e Infiniti han creado programas para reclutar estudiantes interesados en figurar dentro del sector automotriz, principalmente ingenieros abocados al desarrollo tecnológico.

Otro aspecto a tomar en cuenta sobre el interés de las armadoras en migrar sus plantas de fabricación y ensamblaje a nuestro país radica en los bajos costos de la mano de obra mexicana, situación que podría cambiar debido a las modificaciones al acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, donde se notificó que los salarios para el personal del sector tendrían que aumentar, por lo que seguramente las armadoras y empresas relacionadas con la industria comenzarán a tecnificar a su personal para equiparar la relación costo-trabajo.

contáctanos

  • Preparación y actualización de la mano de obra

Es bien sabido que nuestro país cuenta con una mano de obra altamente capacitada es por eso que las armadoras que operan en nuestro país ensamblan modelos en nuestro territorio, pero ahora con la incursión de vehículos eléctricos y modelos tecnológicamente más complejos, es necesario que las grandes empresas comiencen a capacitar a su personal para poder afrontar estos cambios.

Un ejemplo de esto Es Faurecia, la firma francesa dedicada a la fabricación de componentes automotrices ha empezado a reclutar a técnicos en diferentes universidades de nuestro país, para capacitarlos hacia esta nueva transición.

De igual forma, armadoras como Audi e Infiniti han creado programas para reclutar estudiantes interesados en figurar dentro del sector automotriz, principalmente ingenieros abocados al desarrollo tecnológico.

Otro aspecto a tomar en cuenta sobre el interés de las armadoras en migrar sus plantas de fabricación y ensamblaje a nuestro país radica en los bajos costos de la mano de obra mexicana, situación que podría cambiar debido a las modificaciones al acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, donde se notificó que los salarios para el personal del sector tendrían que aumentar, por lo que seguramente las armadoras y empresas relacionadas con la industria comenzarán a tecnificar a su personal para equiparar la relación costo-trabajo.

¡Recibe nuestro
NEWSLETTER
con ofertas, invitaciones y noticias!

¡Recibe nuestro

NEWSLETTER

con ofertas, invitaciones y noticias!

¡Estás suscrito!